Personas Altamente Sensibles

Si chocas dolorosamente con tu entorno, te sientes continuamente en guardia ante cualquier situación y probablemente te sientes agotado/a y con baja autoestima. Pues bien eres una Persona Altamente Sensible y no tiene que ser necesariamente negativo, es más si se llega a controlar, puede llegar a dar grandes beneficios a nivel personal y profesional.

Prácticamente lo podríamos denominar más bien como un don.

Las personas altamente sensibles perciben la realidad de una forma muy subjetiva. Los psicólogos definen los rasgos de una personal hipersensible de la siguiente manera:

-Baja autoestima y muy vulnerable emocionalmente.

-No es capaz de controlarse si sospecha que hablan de él a escondidas o si se siente criticado por algún comentario.

-Tiene más en cuenta los comentarios negativos que los positivos.

-Esta todo el día en guardia pensando que contestar en el momento que le ataquen.

-Busca de forma incansable un reconocimiento por todo aquello que hace, incluso valorándose en base a la opinión de su entorno.

Un perfil de una PAS oculta dos cosas, una es la continua necesidad de sentirse estimado por los demás y la otra es, una visión exagerada de la realidad.

Según un estudio reciente, una de cada cinco personas padece de hipersensibilidad. Estas personas canalizan mejor su sensibilidad a través del arte, ya sea la pintura, la fotografía, la música, la escritura, etc… Cualquiera de sus expresiones siempre les ayudará a fortalecerse frente a un mundo tan duro de llevar. Para ello también se puede contratar los servicios de un Coach Personal que favorecerá en gran medida a controlar su sensibilidad.

Las ventajas de ser hipersensibles, es que estas personas son capaces de captar detalles y matices que los demás pasamos desapercibidos. En general son creativos, conscientes y minuciosos en su trabajo, aportando grandes dosis de humanidad en conjunto de una cultura agresiva. No hay que olvidar que antes de perder los papeles, el enojo además del deterioro, tiene consecuencias en la salud general.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.


Comments are closed.